Header image  
NUTRICIÓN-HERBODIETÉTICA-PARAFARMACIA  
line decor
  Inicio  ::  
line decor

 
 
Quiromasaje

 

¿Qué es el Quiromasaje?

Es un conjunto de técnicas dirigidas a mitigar los dolores musculares, ya sean de tipo tensional, de bloqueo energético o de falta de tono. Utilizándose también como una aportación complementaria y eficaz en la aplicación de otro tipo de terapias (kinesiología, Flores de Bach...).

quiromasaje1

¿En qué se basa el Quiromasaje?

En la utilización de fricciones, presiones, percusiones o estiramientos; dependiendo del problema a tratar y de la técnica utilizada. Acompañándolas de productos que faciliten una mejor cualidad del "toque": cremas, aceites o esencias.

quiromasaje2

¿En qué nos puede ayudar el Quiromasaje?

Al trabajar sobre las tensiones musculares, ayuda también a desbloquear líneas energéticas y articulaciones; mejora el drenaje de fluidos (linfa, sangre) y optimiza el funcionamiento de los órganos. A su vez activa la nutrición de las células y favorece la eliminación de las sustancias de deshecho de las células, relaja, estira y da tono a los tejidos blandos, mejora la nutrición y la elasticidad de los tejidos, reduce el dolor, relaja las contracturas, proporciona una sensación física agradable, seda, relaja y crea confianza.

quiromasaje4

Indicaciones

  • Terapeúticas: Procesos dolorosos de espalda, cuello, cabeza, piernas, pies, brazos y manos.
  • Circulación Sanguínea
  • Celulitis
  • Contracturas
  • Tensión nerviosa, insomnio y stres.
  • Cervicalgias, dorsalgias
  • Lumbalgias. Ciatálgias
  • Escoliosis.
  • Distensiones musculares
  • Hipercifosis. Hiperlordosis
  • Hernia discal. Protusiones
  • Varices
  • Estreñimiento
  • Aerofagias. Aerocólicos

quiromasaje3

Contraindicaciones

Hay determinadas circunstancias que se aconsejan abstenerse de masajear: En procesos inflamatorios de origen bacteriano, cuando hay flebitis aguda, artritis de origen infeccioso, en cualquier caso de elevada temperatura, inflamación o infección, en situaciones declaradas de tuberculosis, en casos de fracturas de huesos, ligamentos o tendones. Tampoco hay que masajear, siempre que el paciente, por cualquier circunstancia, acuse estados de dolor intenso, temor, o bien no se encuentre en un buen momento psíquico para la recepción libre y voluntaria del masaje.